Creemos que NUTRICIÓN = VIDA, por eso Diseñamos Experiencias que Nutren
Creemos que NUTRICIÓN = VIDA, por esoDiseñamos Experiencias que Nutren
facebook twitter     email

Dietoterapia

 

Es recomendable y necesario un asesoramiento nutricional en diversas patologías, tanto agudas como crónicas, en las que una modificación en la pauta alimentaria puede mejorar la calidad de vida de la persona.

 

Realizamos consejo dietético-nutricional en distintas enfermedades, tales como:

  • Anemias por diferentes causas
  • Artritis y artrosis
  • Bocio
  • Balón gástrico
  • Cáncer
  • Diabetes mellitus
  • Hiperlipemias: Colesterol y/o triglicéridos altos en sangre
  • Hipertensión arterial
  • Hiperuricemia y gota
  • Hernia de hiato
  • Diarrea
  • Colon irritable, diverticulosis y diverticulitis
  • Enfermedades del tracto digestivo
  • Enfermedad inflamatoria intestinal, Crohn y colitis ulcerosa
  • Esofagitis o reflujo gastroesofágico
  • Estreñimiento agudo y crónico
  • Gastrectomías y ostomías
  • Litiasis renal
  • Parkinson y Alzheimer
  • Pancreatitis aguda y crónica
  • Retención de líquidos

 

Nutrición en situaciones fisiológicas

 

Embarazo

Una alimentación inadecuada a lo largo de la gestación se asocia a mayor riesgo de retraso del crecimiento intrauterino, así como aparición de malformaciones, etc.

 

También la obesidad y la ganancia excesiva de peso durante la gestación puede dificultar el desarrollo del feto.

 

Por último, determinados problemas en el tracto digestivo que pueden aparecer a lo largo de la gestación, como son los vómitos, el estreñimiento o la pirosis, pueden mejorar realizando ciertas modificaciones en la alimentación.

 

Lactancia

La post-lactancia se trata de un periodo muy importante y que condiciona en algunos casos el desarrollo de obesidad en el futuro.

 

Menopausia

Se trata de una etapa de la vida con una mayor vulnerabilidad para la mujer. Una atención ginecológica, endocrinológica y nutricional individualizada puede mantener una óptima calidad de vida.

 

Durante la postmenopausia se favorece la ganancia de peso y se altera la distribución de la grasa corporal. Por tanto, el factor nutricional es clave en esta etapa.